7 problemas comerciales regulares que pueden experimentar los empresarios 1


Las reparaciones y el mantenimiento de plomería en un negocio comercial son una parte esencial de las operaciones de la oficina. Hay una diferencia entre reparaciones rápidas para problemas menores o pruebas de diagnóstico de expertos y reparaciones realizadas por una compañía de plomería con licencia. Nunca es una buena inclinación correr riesgos cuando se trata de problemas de plomería. Si tiene dudas, es mejor contactar a un plomero de inmediato para evitar daños mayores. Estos son los problemas comerciales más comunes de plomería que pueden requerir llamar a un plomero.



Tubos y tuberías de agua dañados

Para las fugas en las tuberías de agua de un edificio, puede escalar cuando una tubería explota y provocar daños estructurales. Para evitar daños continuos en el piso, las paredes y el techo, debe llamar a un servicio de plomería de inmediato.


Fugas de agua

Las fugas de agua generalmente se deben a sellos, arandelas y juntas tóricas defectuosas, pero puede deberse al desgaste de sus obras de fontanería. Si se aborda una fuga de agua temprano, la gravedad del daño y el costo de la limpieza pueden ser significativamente menores. Esta es la razón por la cual el mantenimiento frecuente y la inspección por parte de un plomero confiable es esencial para evitar reparaciones costosas como resultado de fugas de inodoros, lavabos, grifos y tuberías.




Fugas silenciosas

Los edificios comerciales que han existido durante diez años o más suelen ser propensos a este problema debido a los sellos desgastados o los daños que se producen en otras partes del sistema de plomería. No solo esto conduce a un desperdicio de agua significativo, sino que el edificio en sí puede encontrar daños estructurales si se ignora. Si no nota ninguna fuga aparente pero su factura de agua sigue aumentando, debe pedirle a un plomero que realice una inspección. Usted puede Leer más sobre fontanero de emergencia NYC

cuál sería su próximo curso de acción para abordar las fugas.


Daño estructural

Este problema no se puede evitar si el edificio tiene más de una década. Problemas como grietas en el techo y la pared, problemas con los cimientos del edificio, mal drenaje y desplazamiento del suelo pueden conducir a varios problemas de plomería. Es útil contar con un plomero para una inspección para observar la integridad del sistema de plomería, ya que esto puede ahorrarle dinero en costosas renovaciones y reparaciones posteriores.


Inodoros o desagües obstruidos

Los inodoros y desagües obstruidos son inconvenientes y problemas antihigiénicos que podrían provocar una infestación bacteriana en su baño. Si no se atiende, el problema puede escalar rápidamente.


Manchas y malos olores

Un baño sucio y maloliente puede causar una impresión débil en sus clientes y clientes. Los malos olores pueden provenir de diversas fuentes, desde inodoros y desagües obstruidos hasta tuberías viejas que necesitan reparaciones. Si hay manchas en los baños, podrían ser una indicación de fugas en las tuberías que son demasiado viejas o están dañadas.


Temperatura fluctuante del agua

Un plomero con licencia puede reparar problemas con el sistema de calentador de agua en su edificio. En general, los cambios en la temperatura del agua se deben a estimaciones incorrectas del modelo y el tamaño del calentador de agua. Siempre consulte con un plomero antes de instalar accesorios, calentadores de agua, sumideros y otros equipos relacionados con la plomería.


Acuarela poco común

Si nota una decoloración en el agua, podría deberse a tuberías corroídas que deben reemplazarse lo antes posible. Llame a un plomero para reparar el problema en las tuberías y tuberías del sistema de plomería.