Caballo con el corazón roto adopta potro desnutrido días después de dar a luz a un bebé muerto

Un caballo que quedó desconsolado cuando perdió a su bebé se ha convertido en madre una vez más, después de adoptar un potro desnutrido.

El potro de la yegua Citty, desafortunadamente, nació muerto, dejando a la futura madre sin un niño al que cuidar, por lo que sus dueños Iris y Sanne decidieron ofrecerla como madre adoptiva.

La emparejaron con un potro macho que acababa de perder a su propi a madre a causa de un cólico y necesitaba desesperadamente un nuevo cuidador, ya que estaba débil y desnutrido.

Iris y Sanne, quienes manejan la cuenta de TikTok Equidad, documentó el momento en que la madre adoptiva y el hijo se unieron, y fue tan hermoso de ver.



El potrillo perdió a su madre por un cólico
El potrillo perdió a su madre por un cólico

“Ella lo aceptó de inmediato como si fuera su propio bebé”, explicó la pareja en el emotivo video, que desde entonces ha recibido más de dos millones de me gusta.

Inmediatamente se vio al potro alimentándose de Citty, antes de que la pareja se acariciara y se consolaran visiblemente, antes de acostarse en el heno.

En un video de seguimiento, Iris y Sanne compartieron el momento en que Citty y el potro salieron juntos, mientras retozaban por la arena y jugaban entre ellos.



El potro que se alimenta de su madre adoptiva
Citty amó al potro de inmediato

Está bastante claro que el dúo de madre e hijo se preocupan mucho el uno por el otro, y la gente en TikTok se ha quedado llorando por su increíble unión.

“Estoy llorando, esto me hace tan feliz pero tan triste al mismo tiempo”, escribió un usuario. “Ella es una mamá tan buena”.

Otro agregó: “Puedes ver el amor en sus ojos y todo, ¡no nos merecemos criaturas tan hermosas!”

“Amo tanto esto, en la oscuridad viene la luz. Lamento la pérdida de su yegua y su bebé adoptivo, pero feliz de que se hayan encontrado”, escribió un tercero.

Mientras tanto, otros dijeron que la madre del potro estaría cuidando al potro mortinato de Citty en el cielo de los caballos.

No estamos llorando, tú lo estás.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.