El progreso económico y las reformas políticas dan al espacio postsoviético motivos para celebrar

Este 30 de agostoth, Kazajstán celebra una de las fiestas más importantes del país: el Día de la Constitución, que conmemora la adopción de la constitución de 1995 que confirmó al pueblo kazajo determinación para convertirse en una república democrática y laica. Sin duda, la celebración de este año será especialmente festiva, dado que Kazajstán también calificación Treinta años de independencia, un hito que comparten muchos de sus compañeros estados postsoviéticos. Uzbekistán cumplirá 30th Día de la Independencia el 1 de septiembreS t, mientras que Estonia también conmemorado tres décadas como país independiente este mes.

Los tres países tienen mucho que celebrar, ya que cada uno ha logrado un progreso significativo en la transición a economías de mercado y en garantizar que se respeten los valores democráticos. Kazajstán tiene administrado convertir su ubicación estratégica en un puente entre Europa y otras grandes potencias como Rusia y China, así como en un centro de mediación internacional. Uzbekistán tiene embarcado en una ambiciosa ola de privatizaciones que ha hecha es el principal destino de Asia Central para la inversión extranjera. Estonia, mientras tanto, ha demostrado una hábil formulación de políticas que ha permitido el estado báltico más pequeño que se conocerá como “la sociedad más avanzada digitalmente del mundo”.

Kazajstán: el centro diplomático de una región cada vez más importante

Nur-Sultan es c laramente consciente de las fortalezas de Kazajstán, que incluyen sus abundantes recursos naturales y su ubicación geográfica estratégica, y ha hecho de estas ventajas un pilar central de su desarrollo. Uno de los países de Asia Central más notables

éxitos ha sido la elaboración de una política exterior multifacética centrada en la neutralidad y el compromiso pragmático con una variedad de actores. Kazajstán ha mantenido consistentemente buenas relaciones tanto con Rusia como con China, pero ha
resistido intenta politizar estos estrechos vínculos comerciales. Paralelamente, Nur-Sultan ha llevado a cabo reformas políticas y económicas y se ha esforzado en mantener una asociación igualmente colaborativa con la UE, que es tanto el mayor socio comercial de Kazajstán como su inversor extranjero más importante.

Este cuidadoso acto de equilibrio ha maximizado la capacidad de Kazajstán para atraer inversión extranjera de todos los lados, pero también le ha permitido a Nur-Sultan hacerse un hueco como interlocutor de confianza en la región, de acuerdo con su ambiciones de convertirse en un punto de acceso diplomático internacional similar a Ginebra. El país ya ha sido sede de una serie de conversaciones diplomáticas de alto perfil, incluida la Astaná proceso de paz entre Rusia, Turquía y otros actores con intereses en Siria.

El liderazgo de Kazajstán, incluido el presidente Kassym-Jomart Tokayev (izquierda del centro) y el ex presidente, Nursultan Nazarbayev (centro), han encabezado un esfuerzo para hacer de la nación más grande de Asia Central un centro regional para la diplomacia.

Es probable que Kazajstán tenga más oportunidades de mostrar su músculo diplomático en los próximos años, a medida que los ojos internacionales se dirijan cada vez más a Asia Central. Como recientemente el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell destacado, la toma de Afganistán por los talibanes es un evento geopolítico fundamental con consecuencias de amplio alcance, incluido el hecho de que Asia Central se convertirá en una región de mayor importancia estratégica para Europa.

Uzbekistán: un imán para la inversión extranjera

Sin duda, Uzbekistán verá crecer también su perfil en el escenario diplomático mundial tras la crisis en Afganistán. El pais ya esta en conversaciones, por ejemplo, con las Naciones Unidas y la Unión Europea sobre cómo utilizar una instalación logística de 400.000 en la ciudad fronteriza de Termez para suministrar ayuda humanitaria a Afganistán, y la representante especial de la UE para Asia Central recientemente nombrada visitó el centro logístico, ella misma , a principios de agosto.

Si bien Nur-Sultan se ha hecho un nombre por sí mismo con sus esfuerzos para resolver conflictos internacionales, Tashkent ha centrado la mayor parte de sus esfuerzos de divulgación internacional en atraer inversiones internacionales. Uzbekistán tiene grandes sueños forjar vínculos más estrechos entre Asia Central y el sistema de comercio internacional, como lo ilustra la conferencia a gran escala sobre conectividad celebrada recientemente en Tashkent. No es casualidad que las entradas de inversión extranjera de Uzbekistán hayan se disparó, incluso durante la pandemia de coronavirus.

Presidente uzbeko Shavkat Mirziyoyev tomó medidas meses después de su elección hace cinco años para hacer que el país sea más atractivo para los inversores, incluida la liberalización de los controles de cambio, la modernización del régimen fiscal y la privatización de gigantes de propiedad estatal. La amplia agenda de reformas nacionales de Uzbekistán está lejos de estar completa, pero claramente ya está dando frutos con el país. creciente a través de los rangos del índice de Facilidad para Hacer Negocios y registrando miles de millones al año en inversión extranjera.

Estonia: el disco digital permite que una pequeña nación supere su peso

Directamente al otro lado del Mar Báltico desde Finlandia, Estonia ofertas sus compañeros estados postsoviéticos son un brillante ejemplo de cómo la formulación de políticas innovadoras puede construir una economía robusta incluso en un país pequeño con relativamente pocos recursos naturales. Tallin se apresuró a implementar reformas después de su independencia de la Unión Soviética, construyendo rápidamente un estado democrático con una prensa libre y un sistema judicial justo, pero el verdadero cambio de juego para la nación báltica fue su enfoque inicial en la tecnología y la digitalización.

El programa de residencia electrónica de Estonia ha sido un gran éxito en atrayendo inversores y emprendedores de todo el mundo.

Ya en 1996, Estonia implementó programas como “Tiigrihüpe” (Tiger Leap) para impulsar el espíritu empresarial y la digitalización. El compromiso inicial de Tallin con un futuro digital ha dado frutos importantes. La residencia electrónica del país programa ha atraído a inversores y emprendedores de todo el mundo. Servicios gubernamentales, mientras tanto, se han simplificado radicalmente, sin mencionar que son menos propensos a corrupción—A través del paso a la esfera digital; alrededor del 98% de las interacciones gubernamentales en Estonia ahora tener lugar en línea.

Estonia tiene más unicornios per cápita que en cualquier otro lugar de Europa, y su sorprendente auge en el espíritu empresarial ha tenido efectos en cadena en toda su sociedad: la nación báltica no solo es la más rica de los ex estados soviéticos, sino que su PIB per cápita supera a muchos de la UE desde hace mucho tiempo. miembros incluso Portugal.

Los países que una vez formaron la Unión Soviética han enfrentado desafíos únicos desde la disolución de ese país hace casi 30 años, pero sin embargo han logrado avances extraordinarios en los últimos treinta años, estableciéndose como importantes actores diplomáticos internacionales, objetivos atractivos para la inversión extranjera y centros. para la innovación digital.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.