Putin pide a su gobierno que apoye a la industria automotriz rusa

LONDRES (AP) — El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó el jueves a su gobierno que adopte rápidamente nuevas medidas para apoyar a la industria automotriz nacional, cuyas ventas se han hundido desde que invadió Ucrania.

En medio de una crisis de demanda de los compradores rusos y graves problemas logísticos derivados de las sanciones occidentales, las ventas de automóviles se desplomaron un 83,5% en mayo, según datos de la Asociación de Empresas Europeas (AEB).

“Me gustaría pedirle al gobierno que nos diga en detalle qué medidas rápidas está tomando para apoyar a la industria automotriz y estabilizar el mercado interno”, dijo Putin en una reunión televisada por el estado con funcionarios.

La agencia de noticias Interfax lo citó diciendo que el gobierno debería presentar un plan actualizado antes del 1 de septiembre.

El ministro de Industria y Comercio, Denis Manturov, dijo que Moscú asignará 20.700 millones de rublos (377 millones de dólares) este año para respaldar la demanda de automóviles, informó Interfax.

Se gastarían alrededor de 10.200 millones de rublos en la reanudación de los préstamos para automóviles, y el resto se dividiría entre el apoyo a las tasas de arrendamiento preferenciales y los descuentos para vehículos eléctricos y de gasolina.

“Esto debería implementarse en un futuro cercano para estimular el mercado de los mismos productos que pueden producirse y distribuirse libremente a nuestros consumidores”, dijo, citado por la agencia.

Según la agencia rusa de estadísticas Rosstat, los precios de los automóviles han subido casi un 50 % en lo que va del año, lo que ha frenado gravemente la demanda en un país donde los ingresos de los hogares han caído mientras la inflación está cerca de los máximos de 20 años.

En las últimas semanas, varios funcionarios advirtieron sobre un posible colapso de la demanda que podría profundizar lo que ya se espera sea la peor crisis económica en al menos dos décadas.

A pesar de una campaña de sustitución de importaciones de alto perfil, la industria automotriz de Rusia siguió dependiendo en gran medida de la inversión y el equipo extranjeros.

El fabricante de Lada, Avtovaz, el mayor fabricante de automóviles de Rusia, detuvo la producción durante más de dos meses debido a la escasez de piezas electrónicas.

El gigante automotriz francés Renault firmó en mayo un acuerdo para vender su participación mayoritaria en Avtovaz a un instituto científico ruso, supuestamente por la suma simbólica de solo un rublo, con una opción de recompra de seis años.

Leave a Reply

Your email address will not be published.