Un pedazo de nuestra mente

Octubre / noviembre de 1976

De “Farmacología y cerebro”: Desde la antigüedad, las drogas se han utilizado para restaurar la salud mental o explorar la mente. Se dijo que el médico homérico Polydama les regaló a Menelaos y Helena “una droga contra el dolor y la ira, una droga para sobrevivir a la desesperación” de camino a casa en Troya. La cantidad de drogas alucinantes disponibles en la actualidad es incontable. Algunos han alterado el curso de la práctica médica; otros han cambiado el tejido de nuestra sociedad. Muchos tienen una acción más específica y menos efectos secundarios que nunca. El desarrollo de estos fármacos ha ido acompañado de un mayor conocimiento de cómo actúan los fármacos a nivel molecular para modificar el comportamiento. En este sentido, uno de los enfoques de investigación más fructíferos ha involucrado el estudio de cómo las células nerviosas se comunican con otras células del cuerpo y cómo varios medicamentos pueden alterar esta comunicación.

Mayo / junio de 1987

De “Diseñar computadoras que piensan como nosotros”: Los neurocientíficos se han dado cuenta de que la arquitectura del cerebro es fundamental para su función. Las neuronas individuales no son inteligentes por sí mismas, pero cuando están conectadas entre sí se vuelven bastante inteligentes. El problema es que nadie sabe cómo lo hacen. No es que las neuronas sean rápidas: al enviar sus mensajes electroquímicos a otras neuronas, son 100.000 veces más lentas que un interruptor de computadora típico. Pero lo que a nuestros cerebros les falta en velocidad lo compensan en “wetware”, como a veces se le llama. El cerebro contiene entre 10 mil millones y un billón de neuronas, cada una de las cuales puede estar conectada a entre 1000 y 100 000 otras. Si esta vasta red de neuronas interconectadas forma la gran conspiración colectiva que llamamos nuestras mentes, tal vez una vasta red interconectada de interruptores mecánicos pueda hacer una máquina que piense.

Julio / agosto 2014

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.