Una breve historia de los muebles de mimbre

Una breve historia de los muebles de mimbre

Los muebles de mimbre tienen una larga historia, que se remonta a casi 5.000 años. La palabra “cesta” proviene de Escandinavia y es una combinación de las palabras “wika” (doblar) y “vikka” (sauce). Los muebles de mimbre existen desde hace miles de años y son una de las técnicas de fabricación de muebles más antiguas de la historia.

El mimbre se elabora tradicionalmente a partir de materiales vegetales como el sauce, el ratán, la caña y el bambú. El mimbre moderno se refiere a productos tejidos con fibras sintéticas. Es liviano pero resistente, lo que lo hace ideal para productos que se mueven con frecuencia, como muebles de porche y jardín. Los sofás de mimbre para exteriores son perfectos para el entretenimiento al aire libre.

Vieja historia

En Egipto, la cestería se hacía con juncos y hierbas de los pantanos. Los arqueólogos que trabajan en las tumbas de faraones adinerados han descubierto cofres, cestas, cajas para pelucas y sillas de mimbre. El tejido de cestas también se ha encontrado en antiguos campos de batalla, donde se utilizaba esta técnica para fabricar escudos.

Las cestas de mimbre se utilizan desde tiempos inmemoriales. Casi todas las culturas antiguas desarrollaron la técnica de tejer cestas con materiales naturales para transportar y almacenar artículos. La tradición de tejer cestería pasó de Egipto y Persia a la antigua Roma.

Fue tan útil que los romanos lo elevaron a la categoría de arte. Roma tuvo tal influencia en el mundo en su época que el uso del mimbre se extendió por todo el Mediterráneo.

En el siglo XIX, el mimbre se hizo cada vez más popular en Europa, Inglaterra y América del Norte. Se ha utilizado para muebles y accesorios tanto de exterior como de interior. En la época victoriana se consideraba más higiénico que los muebles tapizados. Era económico, resistía las duras condiciones climáticas y se adaptaba a muchos estilos diferentes.

Fabricación

Hacer muebles de mimbre es un arte que se ha transmitido de generación en generación. Requiere paciencia, habilidad y comprensión de los materiales utilizados para fabricarlo. Los muebles de mimbre se refieren a la técnica de tejer fibras naturales o sintéticas.

Los materiales naturales como la caña y el ratán se utilizan principalmente para muebles de interior porque necesitan protegerse de los elementos exteriores. El bambú y las cañas son más resistentes, ofrecen mayor durabilidad y duran más en exteriores.

El mimbre sintético elaborado a partir de resinas como el vinilo está ganando popularidad entre los compradores que buscan opciones de fácil cuidado. El mimbre de resina puede soportar altas temperaturas, lo que lo hace ideal para uso en exteriores. Otros materiales pueden empezar a enmohecerse si llueve demasiado. Los materiales sintéticos ofrecen más versatilidad porque están disponibles en una gama más amplia de colores que los materiales naturales.

Cuando se trata de cestería natural fabricada fuera de Australia, el Departamento de Salud exige que sea tratada antes de importarla al país. Ésta es otra razón de la popularidad de la cestería sintética moderna.

La técnica de tejido específica depende del diseño del producto. Un tejido de cesta tradicional puede requerir un trenzado inferior, un trenzado excesivo, un trenzado doble, un emparejamiento, un enrollado o una triple torsión, según el aspecto del producto final.

Los muebles de mimbre están disponibles en muchos colores, formas, tamaños y calidades diferentes, para que puedas encontrar algo que se adapte a tus gustos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *